TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Tres poemas de Marcos Labraña



7

 

en la llama un pez se hunde:

incendios en la luz

El sol puede descansar del mar

y el mar de tus pies de niño

Disminuye la condena,

las cadenas, ser rosal: borrar

En la llama lo lejano,

desnuda ola y despedidas

“Tan solo quería perderme

en tu cabello, hijo mío” le musita

al oí­do

 

 

 

 

21

 

silente puerta: ¿Habrá un refugio?

La cerradura se entumece

Brotan vástagos de la madera

y se renueva la memoria

“En tu palma reside la horca”

Alguien espera

En la voz una hendidura: se infiltra el universo

Trasnochado el umbral regresa

La aldaba se aí­sla: se hunde

Alguien sigue esperando

En la horca no se está

 

 

 

 

49

 

hay una pena orillando

su discreta venida

No se sabe de donde viene,

ni hacia donde va,

esa pena,

que cuando se entrega,

detiene las aguas de ese rí­o

en la infancia: hay un hijo sonriendo

 

 

 

 

Vea también: Cuatro poemas de Ingrid Bringas


Noticia Biográfica


Marcos Labraí±a nació en Chile en el aí±o 1973 en una ciudad-puerto llamado Talcahuano. Es traductor de oficio cesante y poeta.



Articulos relacionados