TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Margaret Atwood: dos poemas



Los siguientes poemas fueron traducidos por Tania Ganitsky (Bogotá, 1986). Doctora en Filosofía y Literatura y autora de dos cuerpos menos (2015), Cráter (2017) y Desastre lento  (Universidad Externado de Colombia, 2018) (Frailejón editores, 2019). La nota inicial que presentamos a continuación, también fue escrita por ella. 

 

 

 

 

Traduzco estos dos poemas de la escritora canadiense Margaret Atwood porque estoy en deuda con la emoción y la sorpresa de mi primera lectura de dos de sus poemarios: The Circle Game (1966) e Interlunar (1984). Tal vez porque se trata de una autora que además de poesía se dedica a escribir ciencia-ficción (entre otras cosas), en estos dos libros la poesía sucede en la atmósfera de lo imaginario, donde toman forma reflexiones sobre la muerte, el tacto, el duelo y el amor. En estos poemarios la extrañeza, la inclinación por el detalle visual inquietante y asimétrico, dominan sobre lo emotivo y lo lírico. No se genera una conexión con el poema a través del reconocimiento sino a través de la dislocación del sentido y el asombro. En estos poemas se desterritorializa el género poema al poner en evidencia el supragénero ficción, pero justo ahí se afirma lo poético de la ficción y del poema, en simultáneo. Elegí estos dos poemas porque me parecen raros y únicos. El ejercicio de traducir permite que me sumerja en esa extrañeza y me hace estrellar contra los límites que hacen de cada pieza una obra absolutamente singular. Asumir el fracaso de estas traducciones es celebrar la inmensidad de cada poema. Quiero publicarlos para compartir, con lectores por venir, esa sensación que dejan como de estar flotando. 

 

 

 

 

EN ESTA FOTOGRAFÍA SALGO YO

 

Fue tomada hace algún tiempo.

Al principio parece

una copia

emborronada: líneas difusas y manchas grises

se funden en el papel;

 

luego, mientras la vas

ojeando, ves algo en la esquina izquierda

que parece una rama: parte de un árbol

(bálsamo o abeto) emergiendo

y, a la derecha, en medio

de lo que debería ser una leve

pendiente, una pequeña cabaña.

 

Al fondo hay un lago,

y más allá, unas colinas.

 

(la fotografía fue tomada

el día después de que me ahogué.

 

Yo estoy en el lago, en el centro

de la foto, justo debajo de la superficie.

 

Es difícil determinar dónde

precisamente, o qué

tan grande o pequeña salgo:

el efecto del agua

en la luz es una distorsión

 

pero si miras el tiempo suficiente,

al final

vas a poder verme.)

 

 

***

 

 

THIS IS A PHOTOGRAPH OF ME

 

It was taken some time ago.

At first it seems to be

a smeared

print: blurred lines and grey flecks

blended with the paper;

 

then, as you scan

it, you see in the left-hand corner

a thing that is like a branch: part of a tree

(balsam or spruce) emerging

and, to the right, halfway up

what ought to be a gentles

lope, a small frame house.

 

In the background there is a lake,

and beyond that, some low hills.

 

(The photograph was taken

the day after I drowned.

 

I am in the lake, in the center 

of the picture, just under the surface.

 

It is difficult to say where

precisely, or to say

how large or small I am:

the effect of water

on light is a distortion

 

but if you look long enough,

eventually

you will be able to see me.)

 

 

Tomado de Atwood, Margaret (2012). The Circle Game. First House of Anansi Press. P.3

 

 

 

 

 

EL ESQUELETO,

NO COMO UNA IMAGEN DE LA MUERTE

 

Tu carne se mueve bajo mis dedos

 

y recuerdo carne y dedos, como cuando niña apretaba

la cabeza de una linterna en mi puño

en un cuarto oscuro, y miraba gozosamente

el contorno del esqueleto luciente 

de mi propia mano, bañada por el brillo rojo

de la sangre nublada adentro

 

y así es como te sostengo:

no como un cuerpo,

ni como algo planetario,

ni como una cosa, bulto, objeto

sino como una aceleración,

 

una perturbación de las múltiples

oscuridades entre mis brazos

como un remolino en el lago

iluminado por la luna, donde un pez se mueve sin ser visto.

 

 

***

 

 

THE SKELETON,

NOT AS AN IMAGE OF DEATH

 

Your flesh moves under my fingers

 

and I remember flesh and fingers, as a child holding

the head of a flashlight cupped in my fist

in a dark room, seeing with such delight

the outlines of my own hand's

lucent skeleton, swathed in the red glow

of the blood clouded within

 

and this is how I hold

you: not as body

as in planetary,

as in thing, bulk, object

but as a quickening

 

a disturbance of the various

darknesses within my arms

like an eddy in the moonlit

lake where a fish moves unseen.

 

 

Tomado de Atwood, Margaret (1984). Interlunar. Cape Poetry Paperbacks. P.90


Noticia Biográfica


Margaret Atwood (Ottawa, Ontario, 1939) es una reconocida poeta, novelista, cuentista, crítica literaria, ensayista y activista ambiental canadiense. Ha ganado un gran número de premios literarios entre los que se destacan el Premio Booker, el Premio Arthur C. Clarke, el Premio Governor General y el Premio Príncipe de Asturias. 



Articulos relacionados