TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Cinco poemas de Margarita Mejí­a



Oración a la sal

 

Sal marina redentora

si es verdad que purificas

y tienes poder para sanar

haz que la marea

derramada por mis ojos

lave mis malos augurios

riegue el mundo

lo transforme

y lo malo

se lleve lejos.

 

 

 

 

Un verano largo, muy largo

 

con árboles secos y pájaros muertos

dí­as y dí­as de sol

noches calientes

inagotables

 

De vez en cuando un aguacero fugaz

es absorbido por la tierra

levanta humo y traquean las grietas

 

Perros que pasan en los huesos

buscando migas de pan

buscando tanques en los patios

para saciar la sed

 

El pasto se quema con facilidad

las vacas

sólo costillas forradas de pelo

 

Llegan con las rodillas dobladas

hasta la sombra de un árbol

y allí­ esperan la muerte

 

Un verano largo como los rieles de un tren.

 

 

 

 

Después nada

 

I

Descubro el puente

por donde el poema se abisma

 

giran ruedas

y en ellas los demonios

 

duele el roce

triunfa el miedo

 

 

 

 

II

Me despierta en un sueño

tu boca en mi seno

 

reclamas en público

tu potestad sobre mi cuerpo

y yo te la niego

 

Después nada

 

el sol brilla de pronto

una tarde cualquiera

 

nos cruzamos en la calle

y caminamos

 

dando pasos sobre el suelo caliente

como si pisáramos espinas.

 

 

 

 

 Olas

 

No puedo escapar

al sonido

de la ola que rompe

en la roca

 

es el mar

dando vida

a las volcánicas piedras negras

 

son ellas

tallando mis pies

las que me dan vida

 

y es el estallido del mar

en la curva más alta

quien me despierta

 

para mirar

azulosa imagen suya

sin horizonte

bañada de luna

noche.

 

 

 

 

Blanca lechuza

 

Lima mi verdad

afina mi visión

tú, blanca lechuza

gato nocturno y alado

reserva el lugar sin pudor

dame los albores del poniente

 

Lima, flamea.

 

 

 

 

Vea también: Poesí­a mexicana: Lorena Huitrón


Noticia Biográfica


Margarita Mejí­a. Fotógrafa y poeta. Entre sus exposiciones fotográficas se encuentran: Cuerpos Sensibles, FotoMuseo de Bogotá (2004), Paisajes emocionales, Museo Leopoldo Rother de la Universidad Nacional (2008), Colección de Mujeres, Bienal Fotográfica Bogotá (2009), Lo que aún persiste, Feria de Arte La Otra (2011), Desear la imagen, Biblioteca Departamental de Cali (2012) y Melancolí­a, Colectiva La Novia del viento, Museo de la Universidad de Antioquia (2014).

En octubre de 2015 fue Artista Invitada a exponer en el Festival Internacional de Fotografí­a INstantes, en  Avintes, Portugal con la serie El espí­ritu del Agua.

Hizo parte del colectivo de poesí­a La Comunidad del Megáfono durante varios aí±os, con ellos fue invitada a la Performance: Imagen y Palabra, durante la Feria de Arte La otra (2010) y al Festival EDITA Colombia (2012). Publicó su primer poemario: La imprecisa memoria, en 2013, con la editorial Isla de Libros. Ese mismo aí±o fue invitada al Festival EDITA Internacional en Punta Umbrí­a Espaí±a, con la performance de poesí­a y fotografí­a: Mi cuerpo es el mar. En 2015 recibió una Mención de Honor en el concurso Ediciones Embalaje del Festival Internacional de Mujeres Poetas de Roldanillo Valle, con su segundo poemario:  Al salir de este fuego.



Articulos relacionados