TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


X Festival Internacional de Poesí­a de Pereira Luna de Locos



Para mayor información: http://bit.ly/2byUhho

 

 

 

 

                                                            Invitados internacionales 

 

Mariano Peyrou (España)

 

***

 

El orden

 

Este inevitable vací­o

de las cosas, su falta

de relación con nuestras expectativas

y la esperanza con que las

definimos, no es un vací­o

pasivo; susurra, reclama que

la piedra siga siendo piedra,

que lo vertical, lo instantáneo,

siga incidiendo sin violencia

sobre lo horizontal. Lo permanente,

entonces, resistirá con la paciencia

propia de lo ajeno, de lo que ya

no importa, explicándonos de nuevo

las primeras lecciones para que no

olvidemos más que el agua

es la piedra más dura.

 

 

 

 

Rafael Espejo (España)

 

*** 

 

Dí­a

 

He sacado una silla al balcón

y me he sentado a vivir.

 

Crece hierba de infancia en los tejados,

donde siempre es domingo.

 

Y eso me reconcilia

también con el futuro.

 

¿O soy yo, que sonrí­o?

 

Definitivamente

no tiene vértigo la mala hierba:

 

sube su verde claro,

que su vida es subir.

 

Incluso las ya secas,

de cálido amarillo,

 

se mantienen en pie,

pincelando el paisaje.

 

Hoy va a ser un buen dí­a

de sol y nubes blancas,

 

respirará su luz

favorita la hierba.

 

Sentado en una silla con balcón

siempre es domingo.

 

 

 

 

Cinzia Marulli (Italia)

 

***

 

 El féretro de Cinzia 

 

Cuando me muera

y ustedes me pongan en un féretro todaví­a abierto

y yo me siente allí­ con ustedes y mire mi cuerpo

quizá les vea llorar y no entienda el por qué

todos ustedes  seguirán mirando dentro de mi féretro

darán las últimas caricias a un cuerpo ya vací­o

alguien incluso me besará y quien se ha portado mal conmigo

en mi vida tal vez  sentirá pena por mí­ y hasta se arrepentirá

todos pensarán que yo estoy en esa caja de madera

y nadie, sin embargo, se dará cuenta de que

                                                 estoy sentada allí­, con ustedes.

 

 

 

 

Mónica Aasprong (Noruega)

 

 ***

 

Te quiero contar

el cuento que tanto te gusta

El del fuego:

 

Me encontré con el fuego en el bosque

el fuego me vio y me miró

con ojos brillantes

se acercaba

y el calor calentaba

desde los brazos amarillos

la cara roja

 

se para y pregunta:

entras conmigo al bosque

entras conmigo entre los árboles

por el pasto

a lo largo del campo, me meto

bajo la tierra, dijo el fuego

con la boca llena de corteza

y la voz llena de flores

 

y seguimos juntos

caminé a su lado en la oscuridad

 

yo te muestro el camino, dijo el fuego

 

(Fragmento)

 

 

 

 

                                                            Invitados nacionales 

 

Rubén Darí­o Lotero (Colombia)

 

 ***

 

Viaje

 

Abro la ventanilla del bus

y una corriente de aire

me moja la cara

 

¿A dónde van con tanta prisa

lejanas casitas de los cerros?

 

¿Acaso hacia la ciudad de donde huí­?

 

 

 

 

Darí­o Sánchez Carballo (Colombia)

 

***

 

De los que se van

 

Luego viene esa sensación de dejarlo todo

como cuando obtienes lo innecesario

en las compras inútiles de las tradiciones

así­ el dejarlo todo pero al revés.

 

Allí­ quedó la tapicerí­a que ibas a arreglar el fin de semana

la foto y su marco esperando un poco de limpieza

junto a las camas que nunca se movieron.

 

Partieron todos

tú detrás con la maleta sucia

las horas nunca te alcanzaron para limpiarla

para hacer arquitectura tus objetos.

 

En las rezagadas sustancias

Cae sobre ti, el peso del mueble gastado

otra vez usado para decir memoria

¡qué hacemos!

hasta las palabras reclaman un poco de atención

antes del desuso sin haberlas siquiera usado.

 

 

 

 

                                                            Invitados regionales

 

Sandra Romero (Colombia)

 

***

 

Noche sin sueño

 

Los niños juegan al lado del mar,

Le regalan al cielo su risa,

Que es el producto de cómo se divierten

Con los juguetes que lo iluminan.

La tormenta es distante y la guerra

Sólo algo de lo cual hablan en las noticias.

Acá la gente está tranquila y las oraciones no son usadas

Como conjuro para evadir las balas.

Mi pueblo y sus montañas están demasiado lejanas,

Pero no puedo olvidar que allí­ habitan aquellos pequeños

Para quienes una luz artificial en el cielo

Es la cuota inicial de una terrorí­fica noche sin sueño.

 

 

 

 

Juan Sebastián Sierra (Colombia)

 

 ***

 

La ceniza tiene resonancia

 

Las cenizas son las cunas del fuego

Las cicatrices de la luz

 

El perfume que sepulta la noche

Y conflagra la sombra

Para lanzarse más allá de los reflejos

 

La geometrí­a genital de las galaxias

Esa aguja que teje el tiempo

Dispersa del centro a sus costados

 

El resultado frí­o de las llamas

Que la rotación continental de un gesto

Consume en el ardor de los destellos

 

Tiemblan los rebaños del color

Huyen

Regresan

 

 

 

 

Juan Aurelio Garcí­a (Colombia)

 

***

 

Consolación

 

La alambrada

Aprisiona la arboleda

 

Impide que haga mí­os

Los frutos que mi sed reclama

 

Comprensivo

El sol se corre

Un poco más de prisa

Y deja caer sobre mí­

La sombra que no tiene dueño

 

 

 

 

Vea también:Poemas del 7mo Festival de Poesí­a en Chepén Chepén


Noticia Biográfica


Varios autores



Articulos relacionados