TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Sailing to Byzantium de W. B. Yeats



*Traducción por Juan Afanador y Santiago Ospina

 

Navegando a Bizancio

 

I

Ese no es país para los viejos. Los jóvenes

en los brazos de los otros, aves en los árboles

–esas generaciones moribundas– en su canto.

Las cascadas de salmones, los mares poblados de macarelas,

pez, carne o ave durante todo el verano alaban

cualquier cosa que se engendra, nace y muere.

Cautivados por esa música sensual todos ignoran

los monumentos de intelecto imperecedero.

 

 

II

Un hombre envejecido no es sino una cosa insignificante,

un harapiento abrigo en una vara, a menos

que el alma aplauda y cante y cante más alto

por cada harapo en su mortal vestido

y no hay una escuela de canto más que el estudio

de monumentos con su propio esplendor;

por eso he navegado los mares y venido

a la ciudad sagrada de Bizancio

 

 

III

Oh sabios parados en el sagrado fuego de Dios

como en el dorado mosaico de un muro,

vengan del fuego sagrado, carretes* en una espiral,

y sean los maestros cantores de mi alma.

Consuman mi corazón entero; enfermo de deseo

y atado a un animal moribundo

él no sabe lo que es; reunánme

en el artificio de la eternidad.

 

 

IV

Una vez afuera de la naturaleza nunca tomaré

mi forma corporal de ninguna cosa natural

sino de la forma tal como orfebres griegos hacen

de oro forjado y oro esmaltado

para mantener a un soñoliento emperador despierto;

o ser puesto en una rama dorada para cantarles

a los señores y las damas de Bizancio

sobre lo que ha pasado, o está pasando, o vendrá.

 

 

***

 

 

Sailing to Byzantium

 

That is no country for old men. The young

In one another’s arms, birds in the trees,

—Those dying generations—at their song,

The salmon-falls, the mackerel-crowded seas,

Fish, flesh, or fowl, commend all summer long

Whatever is begotten, born, and dies.

Caught in that sensual music all neglect

Monuments of unageing intellect.

 

 

II

An aged man is but a paltry thing,

A tattered coat upon a stick, unless

Soul clap its hands and sing, and louder sing

For every tatter in its mortal dress,

Nor is there singing school but studying

Monuments of its own magnificence;

And therefore I have sailed the seas and come

To the holy city of Byzantium.

 

 

III 

O sages standing in God’s holy fire

As in the gold mosaic of a wall,

Come from the holy fire, perne in a gyre,

And be the singing-masters of my soul.

Consume my heart away; sick with desire

And fastened to a dying animal

It knows not what it is; and gather me

Into the artifice of eternity.

 

 

IV 

Once out of nature I shall never take

My bodily form from any natural thing,

But such a form as Grecian goldsmiths make

Of hammered gold and gold enamelling

To keep a drowsy Emperor awake;

Or set upon a golden bough to sing

To lords and ladies of Byzantium

Of what is past, or passing, or to come.

 

 

*La traducción de la palabra perne se hizo a partir de una cita textual de Yeats recuperada el libro Later Poems: William Butler Yeats en el que indica que la palabra perne era como en su infancia se le decía al instrumento donde se mantienen enrollados los hilos. He aquí el fragmento pertinente de la cita: “and [I] was told that «pern» was another name for the spool, as I was accustomed to call it, on which thread was wound”.


Noticia Biográfica


William Butler Yeats  (Dublín 1865-1939) . Poeta y dramaturgo irlandés. Fue una de las figuras más representativas del renacimiento literario irlandés y uno de los fundadores del Teatro Nacional Irlandés. Fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1923.



Articulos relacionados