TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Alejandro Cesario, poeta argentino



Casa

 

Aún la oigo

cantar y barrer las hojas secas,

 

la luz ha dejado la última sombra,

esa sombra que ha ignorado la luz del jardí­n,

 

ya no hay sombras,

hay un rimero de hojas secas.

 

 

 

 

Idioma

 

Musgo que se mete entre el empedrado,

moho que se traga aquel cielo cinéreo.

 

Filigrana de lágrimas

polvorientas entre desechos.

 

Detrás de la ciudad se siembra ausencia.

 

Vasto territorio del desamparo,

tierra, tierrita que baila al compás de la orfandad.

 

Abaleo provinciano arisco,

siempre en grito, en queja.

 

Maraña del conurbano,

zancadas remachadas en el fango pringoso.

 

Tiras de cáscaras de banana,

el mate bien cortito,

una radio,

calle con pozos,

carro que arrastra destierro, maderas rotas, cortinas, televisores,

 

caballo bien flaquito,

modorra de la siesta.

 

Piso donde muchos tropezaron.

Manco al recuerdo en un tiempo isócrono, alado.

 

Mi voz tartamuda musita con el arrullo acompasado.

 

Caní­culas, dí­as latosos de graves letaní­as.

 

Se germina donde se puede,

cuna o cajón.

 

 

 

 

Huellas

 

-Yo no voy al cementerio a visitar a mi padre,

lo vengo a ver acá -me dijo un desconocido.

 

Mi padre comenzó a arder en las brasas inglesas.

 

(Soy el niño sentado a su lado).

 

Sábado de banderas

sigo viendo lo mismo.

 

Mi padre sonreí­a con los ojos.

Siempre quise ver el dolor de su mirada.

 

-Hay que rasparse las rodillas -gritó mi padre.

 

Lazos que se entretejí­an convirtiéndose en trenzas.

 

Mi pierna izquierda

aturdida, a la deriva,

deshojada del triunfo.

 

Esa estrella pintada de negro (imborrable en mi infancia).

 

En el tablón

percibo la orquestación, no la melodí­a,

 

desde ahí­ se escupe la palabra viva,

desde ahí­ gritaba mi padre su derrota.

 

Urge, se expande,

arrastra un recuerdo,

olor profundo, dolor sordo,

retumba el ruido, crepita la huella.


Noticia Biográfica


Alejandro Cesario (Buenos Aires, 1967) ha publicado â€œEsas miradas tristes -un viaje por la Patagonia” (novela), 2006, “El humo de la chimenea” (poemas), Ediciones del Dock, 2009, “Fragor de borrascas” (poemas), Ediciones del Dock, 2011, “Ciervo negro” (poemas), Ediciones del Dock, 2012, “Estación de chapas” (poemas), Ediciones del Dock, 2013 y “La última sombra” (poemas), Ediciones la Yunta, 2015.



Articulos relacionados