TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


La poesía se burla de los dictadores - Robinson Quintero Ossa



En cada envío de La poesía se burla, el poeta colombiano Robinson Quintero Ossa nos muestra un poema —acompañado de una breve reflexión— que alude satíricamente a alguna realidad de su país. En esta ocasión, el poeta se burla de los dictadores.

 

                              Pinosanguinochetburundá

 

                              El Inmenso el Inmenso

                              el más destacagado hijo de atrás del Grande

                              el atiranorror

                              el despomastaorror

                              el funéreo funerísimo funegeneralísimo

                              el más destacarancho roedor

                              comedor

                              triturador

                              nato quebrantahuesos

                              vampiro chupador

                              el más destacado traidor

                              usurpador gorgojo

                              piojo incendiario

                              Pinosanguinochetburundá el Inmenso

                              el más destacagado ovario

                              de mi madre Adefesia

                              hija y madre del Grande

                              el cagador de dólares

                              borrapueblos

                              borrudo

                              robacobriboludo petroludo.

 

 

                                                            (Rafael Alberti)

 

Pensó Álvaro Uribe quedarse toda su vida en el poder. Piensan las Farc quedarse con el poder que quería para toda su vida Uribe (pisa fuertes y pisa suaves: piojos incendiarios, natos quebrantahuesos). Quiere en mi país, la casta de burgueses y linajudos (funerísimos, cagadores de dólares), reproducir su señorío por encima de Uribes, guerrilleros y narcos. Madura igual Maduro, con su casaca a lo Stalin, con su bigote de Stalin, eternizarse en el mando de Venezuela (atiranorror, triturador). El mismo absolutismo ambiciona Ortega en Nicaragua (borrudo, comedor), como lo bregó antes Anastasio Somoza (el más destacagado hijo de atrás del Grande): “el que derrota al monstruo/ y ocupa su lugar/ se vuelve el monstruo”, dijo José Emilio Pacheco. Quiere el Imperio de acá, y el de allá, para sí y únicamente para sí y para siempre todo el poder que ambicionan juntos Uribe, Farc, Maduro, Ortega y futuros Somozas (borrapueblos, usurpadores gorgojos). Quiere el director de la Casa de Poesía Silva, sin que silbe, sin que sea su casa, quedarse descansando, por él esta vida y la otra, en la muelle silla de la dirección (vampiro chupador).


Noticia Biográfica


Robinson Quintero Ossa es poeta, ensayista y periodista literario. Licenciado en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad Externado de Colombia. Libros de poemas: De viaje (1994), Hay que cantar (1998) y La poesí­a es un viaje (2004). Ediciones Catapulta publicó en 2006 su breve antologí­a de oficios El poeta es quien más tiene que hacer al levantarse, y La Universidad Externado de Colombia, en 2013, en su colección “Un libro por centavos”, la selección de poemas Los dí­as son dioses. Ha publicado libros de investigación literaria y de periodismo literario. Sus obras de ensayo son: “Un panorama de las tres últimas décadas” para el libro Historia de la poesí­a colombiana (2009), junto a Luis Germán Sierra, y Libro de los enemigos (2013) –Beca de Creación en Ensayo, Alcaldí­a de Medellí­n 2012–. Como director de talleres literarios, ha trabajado para la Casa de Poesí­a Silva, las bibliotecas públicas de Comfenalco-Antioquia, el Taller de Letras de la Fundación Jordi e Serra. En la actualidad orienta los talleres de creación literaria La máquina de cantar y compone, junto a Fernando Linero, el grupo musical El poeta canta dos veces.



Articulos relacionados