TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Letra a letra: La próxima línea, tal vez, de Orlando Gallo Isaza



La próxima línea, tal vez

 

Incansables, prometemos el silencio.

 

La próxima línea, tal vez.

 

O ese libro en el que,

pródigos,

renunciamos a toda claridad.

 

La vida sin embargo

quiere ser dicha

y aun para la Nada

tenemos esa bella palabra.

 

 

 

Escritura

 

Acoge esas frases que te llegan cuando la noche destiende las camas.

 

No las mejores.

 

Reconócelas apenas como a viejos compañeros de secundaria a quienes sólo adeudas algunas tardes y deja que te invadan.

 

Repítelas hasta dejarlas huecas.

Ya te despedirás de ellas en el poema.

 

 

 

Un lugar

 

Apenas distraídos; apenas vagamente equivocados, pendemos de un lugar al que nuestros días agregan alguna sombra, algún golpe de viento.

 

Aquel afán de visitar el país donde es posible asentar cada pie en un hemisferio, no es fortuito. Va con nosotros. Nosotros que sabemos que las calles, como las líneas de los mapas, son imaginarias.

 

 

 

Poesía

 

Mirando la televisión con mi padre,

escuchamos a cierto comentarista deportivo

atribuir el triunfo del equipo de Cartagena

a que el tercer bate

«conectó su decimocuarta película

de circuito completo».

 

Como ambos sonreímos

supongo que él pensó lo mismo:

 

Un hombre se prepara

veintitrés horas y algunos minutos

para decir algo así.

 

Un hombre se prepara toda la vida

para hacer algo así.

 

 

 

Adiós

 

Hoy mi hija ha trazado en el aire

un incipiente adiós

dirigido a mí por sobre el hombro de su madre.

 

Le hemos celebrado largamente

ese primer gesto elaborado

aunque vaya acompañado de una dura comprobación:

 

La vida nos entrena bien temprano

para las despedidas.


Noticia Biográfica


Orlando Gallo Isaza nació en Medellín en 1959. Poeta y abogado de la Universidad de Antioquia. Ha ganado el Premio Nacional de Poesía Universidad de Antioquia (1983) con la obra Los paisajes fragmentarios y el Premio Nacional de Poesía “Eduardo Cote Lamus” (1990), con el libro La próxima línea tal vez.



Articulos relacionados