TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


La poesía se burla de las fabulitas – Robinson Quintero Ossa



En cada envío de La poesía se burla, el poeta colombiano Robinson Quintero Ossa nos muestra poemas —acompañados de una breve reflexión— que aluden satíricamente a alguna realidad. En esta ocasión, el poeta se burla de la “Fabulita” del “Tuerto” López para darnos su opinión frente al Acuerdo para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP.

 

 

Fabulita

                                                            ¡Pax vovis!

                                                            Wilson

 

                              «¡Viva la paz, viva la paz!»…

                              Así trinaba alegremente un colibrí

                              sentimental, sencillo,

                              de flor en flor…

 

                               Y el pobre pajarillo

                              trinaba tan feliz sobre el anillo

                              feroz de una culebra mapaná…

 

                               Mientras en un papayo

                              reía gravemente un papagayo

                              bisojo y medio cínico:

 

                               –«¡Cuá, cuá!»…

 

 

                                                            Luis Carlos López

                                                            (1879-1950)

 

 

SÍ. Mejor SÍ, Luis Carlos Bernabé del Monte Carmelo López Escauriaza, mejor ser el alegre colibrí que trina sentimental, sencillo, de flor en flor y NO la feroz culebra mapaná enrollada en su anillo. SÍ, mejor SÍ, tuerto López –que no fuiste tuerto sino bizco–, mejor ser el pobre pajarillo que canta «¡Viva la paz, viva la paz!» y NO la serpiente argollada y camuflada en árbol. SÍ, mejor SÍ, bizco López, mejor escuchar de la avecilla el gorjeo jubiloso y NO el silabeo cascabelero de excitados serpentarios. Pero también ser, poeta burlón y sabio –como bien fabulas–, en el papayo, junto al alado pájaro, el papagayo que vigila medio cínico y bisojo. De pronto nos quieren meter tuerto por bizco, de pronto nos quieren meter culebra por palomo, y «¡cuá, cuá!», «¡cuá, cuá!».

 

  

Vea también: La poesía se burla de los ilusos – Robinson Quintero Ossa


Noticia Biográfica


Robinson Quintero Ossa es poeta, ensayista y periodista literario. Licenciado en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad Externado de Colombia. Libros de poemas: De viaje (1994), Hay que cantar (1998) y La poesí­a es un viaje (2004). Ediciones Catapulta publicó en 2006 su breve antologí­a de oficios El poeta es quien más tiene que hacer al levantarse, y La Universidad Externado de Colombia, en 2013, en su colección “Un libro por centavos”, la selección de poemas Los dí­as son dioses. Ha publicado libros de investigación literaria y de periodismo literario. Sus obras de ensayo son: “Un panorama de las tres últimas décadas” para el libro Historia de la poesí­a colombiana (2009), junto a Luis Germán Sierra, y Libro de los enemigos (2013) –Beca de Creación en Ensayo, Alcaldí­a de Medellí­n 2012–. Como director de talleres literarios, ha trabajado para la Casa de Poesí­a Silva, las bibliotecas públicas de Comfenalco-Antioquia, el Taller de Letras de la Fundación Jordi e Serra. En la actualidad orienta los talleres de creación literaria La máquina de cantar y compone, junto a Fernando Linero, el grupo musical El poeta canta dos veces.



Articulos relacionados