TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Poemas de Diana Sánchez



2.

 

Al final del dí­a no importa si tenemos un nombre

si nadie lo pronuncia,

si nadie lo bendice.

 

Al final del dí­a es inútil tener un nombre

si nadie nos llama.

 

Si un nombre no debe acudir a una voz

más vale no tenerlo.

 

 

 

 

4.

 

¿Cómo hago para no ser invisible?

—Decí­a el viento, que podí­a mover el mar—

 

 

 

 

10. Otras Palabras

 

Habrá que inventar unas pieles,

otras pieles nuevas

que no tengan la memoria de la tierra

que puede recordar sus huellas.

 

Y habrá que inventar una memoria,

otra,

que no se desgaste ni sangre,

que no me recuerde que yo misma soy un lugar

a donde no puedo volver.

 

Habrá que inventar otras palabras

que no quieran herirnos de muerte

que no nos obliguen a pronunciarlas.

 

Unas palabras que puedan bautizarnos

con nombres que desconocemos.

 

Y habrá también que inventar otra nada

donde nadie sepa que existe esa palabra.

 

 

 

 

13.

 

Nos hemos perdido del universo

Por estar mirando una sola estrella

(que nos bastaba)

 

Y la estrella nos mira

Con distancia y compasión nos dice:

 

Hace años luz que he muerto.


Noticia Biográfica


Diana Sánchez (Bogotá, 1989). Es diseí±adora y estudiante de Maestrí­a en Diseí±o en la Universidad de Los Andes. Enfoca su trabajo en la intersección entre el arte, la poética y la tecnologí­a. Fue parte de la Segunda Clase de School for Poetic Computation en Nueva York en la primavera de 2014 y participó en el III Taller de Poesí­a del Fondo de Cultura Económica dirigido por Federico Dí­az-Granados. Poemas suyos han sido publicados en la revista Errantio de los estudiantes del departamento de Lenguajes y Estudios Socioculturales de la Universidad de los Andes.



Articulos relacionados