TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


La poesía se burla de los poetas II – Robinson Quintero Ossa



En cada envío de La poesía se burla, el poeta colombiano Robinson Quintero Ossa nos muestra poemas que aluden satíricamente a alguna realidad. Usualmente los poemas elegidos por Quintero van acompañados de una breve reflexión, pero hoy los acompaña una paráfrasis del soneto que expone en la primera parte. Es un espejo, una actualización del poema de Barahona con el que se burla tanto de una persona en particular como de muchos a la vez: ¡el poeta se burla por segunda vez de los poetas!

 

                              Contra un poeta que usaba muchas de estas voces en su poesía

 

                              Esplendores, celajes, rigoroso,

                              salvaje, llama, líquido, candores,

                              vagueza, faz, purpúrea, Cintia, ardores,

                              otra vez esplendores, caloroso;

 

                              ufanía, apacible, numeroso,

                              luengo, osadía, afán, verdor, errores,

                              otra y quinientas veces esplendores;

                              más esplendores, crespo, glorioso;

 

                              cercos, ásperos, albos, encrespado,

                              esparcir, expirar, lustre, fatales,

                              cambiar, y de esplendor, otro poquito;

 

                              luces, ebúrneo, nítido, asombrado,

                              orna, colora, joven, celestiales…

                              Esto quitado, cierto que es bonito

 

                                                            Luis Barahona de Soto

                                                            (1548 – 1595)

 

 

 

Contra un poeta que usa muchos de estos gajes en su poesía

 

Reseñador adaptable, marcado,

periodista y gestor (¡muy lagartero!),

escritor de prólogos manoseado,

guía turístico y festivalero;

 

vitalista espiritual empezado,

tallerista y asesor cantinflero,

vanguardista de retro (¡repasado!),

relacionista de gacetillero;

 

lambón, pícaro enredador, viscoso,

bardo sobrestimado, publicista,

y de merca y chifle otro poquito;

 

intrigante de concursos, mañoso,

avivato de tertulias, pancista…

Esto quitado, cierto que es bonito.

 

 

 

Vea también:La poesía se burla de los poetas – Robinson Quintero Ossa


Noticia Biográfica


Robinson Quintero Ossa es poeta, ensayista y periodista literario. Licenciado en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad Externado de Colombia. Libros de poemas: De viaje (1994), Hay que cantar (1998) y La poesí­a es un viaje (2004). Ediciones Catapulta publicó en 2006 su breve antologí­a de oficios El poeta es quien más tiene que hacer al levantarse, y La Universidad Externado de Colombia, en 2013, en su colección “Un libro por centavos”, la selección de poemas Los dí­as son dioses. Ha publicado libros de investigación literaria y de periodismo literario. Sus obras de ensayo son: “Un panorama de las tres últimas décadas” para el libro Historia de la poesí­a colombiana (2009), junto a Luis Germán Sierra, y Libro de los enemigos (2013) –Beca de Creación en Ensayo, Alcaldí­a de Medellí­n 2012–. Como director de talleres literarios, ha trabajado para la Casa de Poesí­a Silva, las bibliotecas públicas de Comfenalco-Antioquia, el Taller de Letras de la Fundación Jordi e Serra. En la actualidad orienta los talleres de creación literaria La máquina de cantar y compone, junto a Fernando Linero, el grupo musical El poeta canta dos veces.



Articulos relacionados