TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Jonatán Reyes: poeta puertorriqueño



Todos vivimos en la marea

 

¡Tengo la noche entera para mí

y no sé qué carajo hacer con ella!

la bombilla del incendio a máxima

intensidad no le quita negrura ni travesura

 

la espada no le quita espesor ni pizca de espanto

un canturreo salvaje divide la línea del horizonte

como una postal simple de la edad de oro

¡sin que tú quisieras verte nacer de tus palmeras

patria interna, insolación lunar

mientras ella pretende mirar nuestro abismo!

 

solía tener un

gato que brillaba

a luna

tenerlo como lámpara

sobre el velero en marcha

astro como ancla

manos negras antillanas

re timbran las tumbas

como un oleaje de

cascabeles voluptuosos

ante el último ahorcado por el cuello de una estrella

por su muerte un índice fino

y raro;                    se alteran los nervios de los dioses

y un manantial de ti se esparce cómplice materia, a ti toda plata arteria

 

Todo duele en la marea

todo se sufre en la marea

todos somos nada en la marea

todos vivimos en la marea

 

 

 

 

Elvira

 

Parece que no te has dado cuenta

ya apagaron el parque de diversiones

        pero “sola” sigues bailando.

Alma vieja, ropero nuevo: eres lo que quieras

si aguzas el paladar, si afinas los huesos.

Descorcha el recuerdo si ha sido bello

         -vuelve al imperio de la infancia

abre las persianas, deja que entre el resplandor nuclear

y así se haga tarde, y la casa siga ahogada en una lágrima

            has de volver y cuidar a tu hijo

como si toda la vida reverdeciera en su mirada

mudando tu danza a otra parte como el éxodo al júbilo

la nostalgia para estafar, persiste

como un sol necio naciendo de la baba

ya que, fulminante y cruel

el parque de diversiones lo han cerrado.

 

 

 

 

Orión

 

Ella cuelga los fantasmas al sol

abre una botella de vino, mira hacia las pirámides

pierde su mirada; la mirada cruzando la lejanía

no ve nada y lo ve todo.

Sola con su semi-sol y gaviotas

no conoce patria sin ningún nombre

(adónde irán a parar todos sus descendientes)

y más mar es el que hunde la ciudad

cada una de las hermanas, y no es la sangre

es hechizo; cae la tarde

 

el sol balbucea: el polvo se retuerce.

Ella más sola que el páramo, canta y canta toda la vida irse

disléxica irse; encorvada, cruzando el umbral del atardecer

pierde el camino, y se encuentra ella.

 

 

 

 

Naranjal

 

Cada verano que pasa

algo en ti cambia

la fórmula de las hojas

alteran la brisa

esa brisa trastorna la luz

la luz reinventa la imaginación.

 

Cada verano que pasa

algo en ti es distinto

el cielo se pudre

o extiende su azul sobre el infinito.

 

Extraño nuestras visitas al río

donde solíamos contar cuentos

o morir a escondidas

donde te adoré

siniestra tarde como nunca antes.

 

Cada verano que pasa

algo en ti

mi invierno sufre

como el brillo degollado

ondeando sobre las olas

un reflejo desquiciado.

 

 

 

 

Vea también: Henry Alexander Gómez: Tratado del alba


Noticia Biográfica


Jonatán Reyes nació en San Juan, Puerto Rico. Es poeta, autodidacta, editor y lector. Considerado por algunos como el joven poeta que “reinventó la poesía puertorriqueña”.

Anteriormente publicó bajo el seudónimo de Jonatan Medusa y es autor de la plaquette Hologramas Exiliados (2012), de los libros Actias Luna (2013), Aduana (2014), y Sunny Sonata (2014).

Ha sido publicado en diferentes revistas internacionales: Circulo de Poesía, Letralia, Revista Almiar, Perco poesía, Letras en Rebeldía, y Thraka (Grecia), entre otras.

Ha sido invitado a diferentes antologías internacionales. En el 2015, la más reciente: Antología Poetas Latinoamericanos de Imaginante Editorial (Argentina). Poeta invitado al “I encuentro latinoamericano de poetas del Itsmo”, y al II Festival Internacional de lectura y el II Carnaval del Libro “Agua Dulce Caracola” (México).

Su poesía ha sido traducida al italiano y al griego.

Recientemente fue finalista del III premio internacional de poesía “Pilar Fernández Labrador” (España, 2016).



Articulos relacionados