TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Más llora el viejo enamorado. Poemas de Joel Streicker



Te escribo este poema

En un idioma que

No hablas

Porque mi amor por ti

Es tan grande

Tan sin esperanza de ser

Respondido como

Este mensaje en una botella

Tirada a mares que

Jamás conoceremos juntos

 

 

 

 

Llorar así­ a mi edad

Solo se llora

La muerte de una madre,

Un padre,

No a una mujer viva

De la edad de mis hijos.

Pero ahí­ me tienes

Llorando

Con una amargura que

Golpea las puertas de hierro

Del futuro que

No compartiré con ella—

Más llora el viejo enamorado

Por enamorado

Que por viejo

 

 

 

 

Marxista hasta el amargo final

Primera vez

Como tragedia—poemas en español

Para su novia colombiana, luego

Su primera esposa—segunda vez

Como farsa—poemas en español

Para una mujer que

No lo quiere y

No habla español.

 

 

 

 

Faltan veintiocho minutos para que

Sea la hora de almorzar.

Faltan veintiocho minutos ¿para qué?

Tiempo justo

Para escribir un poema

Robándole veintiocho minutos

Al jefe, a la empresa, a la vida,

Para escribir un poema

Que protesta contra lo estrecho de

Este trabajo

Como lo hace el pie talla 40 metido

En un zapato talla 39—

Con pasos chiquitos, dolorosos, cojeando,

Sin más deseo que

Andar descalzo

 

 

 

 

No me di cuenta de que

Habí­a flores sembradas

Al lado del andén,

Ni me habí­a fijado

En las nubes, ahora

Afiladas como una armada

De galeones asediando

El cielo,

Ni que al limosnero

Sentado siempre en el banco

Del parque le temblara

La mano derecha,

Ni que el sol del dí­a

Me apuñalara los ojos,

Ni que el viento soplara

Tan frí­o,

Ni que me pudieran doler tanto

El corazón y el orgullo.

Las cosas que me ha enseñado

Tu rechazo.

 

 

 

 

Vea también: Poemas de Hart Crane.


Noticia Biográfica


Joel Streicker. Su libro de poesí­a El amor en los tiempos de Belisario fue publicado por Comíºn Presencia. Hanging Loose ha publicado un cuento suyo y otro de sus cuentos fue finalista en el concurso de ficción de Epiphany en 2016.Sus traducciones de cuentos de autores como Samanta Schweblin, Tomás González, Ricardo Silva Romero, y Luis Fayad han aparecido en varias revistas, incluso McSweeney’sA Public Space, The Bitter OleanderTwo Lines, y Subtropics. Su traducción de un extracto de la novela Coleccionistas de polvos raros, de Pilar Quinanta, fue publicada en Gargoyle.



Articulos relacionados