TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Charlas Breves. Anne Carson



*Estos poemas hacen parte del libro Charlas breves publicado por la editorial zindo &  gafuri, Buenos Aires, 2015. La traducción estuvo a cargo de Ezequiel Zaidenwerg (Buenos Aires en 1981). Publicó los libros de poemas Doxa (Vox, 2007), La lí­rica está muerta (Vox, 2011) y Sinsentidos comunes (Bajo la luna, 2015), ilustrado por Raquel Cané. Administra desde 2005 el sitio zaidenwerg.com, dedicado a la traducción de poesí­a. Como traductor, en forma de libro tradicional, publicó Me va a gustar el siglo XXI, de Mark Strand, Elegí­as Doppler, de Ben Lerner y Charlas breves, de Anne Carson. Compiló y prologó la antologí­a de poesí­a argentina Penúltimos, publicada por la UNAM en 2014. Vive en Nueva York, donde ahora cursa estudios doctorales en New York University.

 

 

 

 

Charla breve sobre las esperanzas

 

Pronto espero vivir en una casa totalmente de goma. Imaginen qué rápido podrí­a pasar de un cuarto a otro. Basta con rebotar y ya llegaste. Tengo un amigo al que en la guerra una bomba incendiaria le derritió las manos. Ahora, una vez más, aprenderá a pasar el pan a la hora de la cena. La vida es aprender. De hecho, espero invitarlo esta noche. Aprender es del mismo color que la vida. í‰l dice esas cosas.

 

***

 

Short Talk On Hopes

 

Soon I hope to live in a totally rubber house. Think how quickly I will be able to get from room to room! One good bounce and you’re there. I have a friend whose hands were melted off by a firebomb during the war. Now, once again, he will learn to pass the bread at the dinner table. Learning is life. I hope to invite him over this evening in fact. Learning is the same colour as life. He says things like that.

 

 

 

 

Charla breve sobre las casas

 

Algo que podés hacer si no tenés casa. Ponete varios sombreros: tal vez tres o cuatro. En caso de que llueva o nieve, sacate el/los que se moje(n). En segundo lugar, ser dueño de casa es cuestión de rituales. La función principal de los rituales es diferenciar lo horizontal de lo vertical. Empezar el dí­a en tu casa implica “levantarse”. Cuando el viejo tí­o Pedro venga a tomar el té le vas a “hablar en voz alta”, porque últimamente su audición se está viniendo “a pique”. Si su mujer viene con él te vas a asegurar de haber “levantado” las cosas de la cocina y de la sala, para no “caer en desgracia” con ella. Verlos a los dos, sentados uno junto al otro en el sofá fumando un cigarillo, te “levanta el ánimo”. Estos modelos de arriba y abajo se pueden imitar, fuera de la casa, en los diseños verticales y horizontales de la ropa. Las lí­neas no son difí­ciles de hacer. No es necesario decorar los sombreros porque se te van a “encimar” en la cabeza por sí­ mismos, en tanto sombreros, si entendiste mis primeras instrucciones.

 

***

 

Short Talk On Housing

 

Here is one thing you can do if you have no house. Wear several hats – maybe three, four. In the event of rain or snow, remove the one(s) that get(s) wet. Secondly, to be a householder is a matter of rituals. Rituals function chiefly to differentiate horizontal from vertical. To begin the day in your house is to ‘get up’. At night you will ‘lie down’. When old Tio Pedro comes over for tea you will ‘speak up’, for these days his hearing is ‘on the decline’. If his wife is with him you will be sure to have ‘cleaned up’ the kitchen and parlour so as not to ‘fall’ in her opinion. Watching the two of them, as they sit side by side on the couch smoking one cigarette, you feel your ‘heart lift’. These patterns of up and down can be imitated, outside the house, in vertical and horizontal designs upon the clothing. The lines are not hard to make. Hats do not need to be decorated for they will ‘pile up’ on your head, in and of themselves, qua hats, if you have understood my original instruction.

 

 

 

 

Charla breve sobre caminar para atrás

 

Mi madre nos prohibí­a caminar para atrás. Porque eso hacen los muertos, nos decí­a. ¿De dónde habrá sacado aquella idea? Tal vez de alguna mala traducción. Los muertos, finalmente, no caminan hacia atrás, sino más bien detrás de nosotros. Carecen de pulmones y no pueden llamarnos, pero amarí­an que nos diéramos vuelta. Muchos de ellos son ví­ctimas del amor.

 

***

 

Short Talk On Walking Backwards

 

My mother forbad us to walk backwards. That is how the dead walk, she would say. Where did she get this idea? Perhaps from a bad translation. The dead, after all, do not walk backwards but they do walk behind us. They have no lungs and cannot call out but would love for us to turn around. They are victims of love, many of them.

 

 

 

 

Vea también: una entrevista al poeta Rómulo Bustos.


Noticia Biográfica


Anne Carson es una poeta canadiense nacida en 1950. Es profesora de estudios clásicos y ha publicado libros de ensayo y de poesí­a. Actualmente es considerada como una de las poetas vivas norteamericanas más importantes.



Articulos relacionados