TEXTOS

Anterior
Volver al inicio
Siguiente


Oriette D'Angelo: poesí­a venezolana



Ojalá las paredes no detengan tu ruido

 

Coincidí­amos en algo:                        Silvio Rodrí­guez era demasiado bueno

                                                               para la revolución

y tú eras revolucionario                     ¿recuerdas?

             figuritas del Che recorriendo tu espalda

             la bandera de Cuba bien pegada en las costillas

hasta que me conociste y entendiste:

miseria

masacres

 

dejaste de dibujar a Chávez

en el panel del MSN

y empezaste a preguntar

cómo se viví­a con miedo

 

                         Â¿Qué se siente cuando crees que vas a morir a cada rato?

                         Â¿Cuánto vale apagarse lentamente en un paí­s?

                         Â¿A qué sabe la bala de otro cuando no es tuyo el tiro?

 

La revolución no es para inteligentes â€“ decí­a

escuchamos a Silvio Rodrí­guez a las tres de las mañana

hora en que la música adquiere el sabor

de toda la miel del mundo

y respondí­a con la tecla y la pantalla:

 

                              ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado

                              ojalá que el deseo se vaya tras de ti

                              a tu viejo gobierno de difuntos y flores.

 

 

 

 

Trece años

 

La niña tiene trece años y la nombra un terremoto.

La niña está loca, se escucha.

La niña está loca y desobedece

lava mal la ropa del colegio

huele mal la ropa del colegio

huele mal la niña

la niña está loca

sólo lee y come

ve televisión y odia

grita y saca buenas notas

muere en un cuarto que no es suyo

no me escucha cuando grito

no me escucha cuando odio

no abre la puerta

se encierra la niña

loca

no me habla

no come conmigo

no me soporta

y la niña loca no sabe

tener trece años

no sabe explotar la belleza

de sus ojos tamaño asteroide

sólo escribe y hace amigos

amigos que pronto serán su casa

su espasmo

sus primeros amores

alojados en pantallas.

 

la niña loca es suicida

un cliché

se rasga los brazos con amigas

y sufre con ellas.

 

Escucha música fuerte y pinta animales. Escribe poemas que no leerá. Recorta cuadernos para construirse un barranco. Sabe que sus pechos crecen y con ellos su desgaste. Sabe que todo está destinado a morir. No tiene miedo de saltar.

 

No sabe cómo se tocan las ondulaciones del cuerpo.

Nadie le enseña a sentir y su vida está cambiando

nadie le enseña

que está bien sangrar

cuando no se lo provoca

nadie le hace caso a la niña

porque la niña está loca

no sabe tener trece años

y querer continuar viviendo.

 

 

 

 

Leucemia

 

Te dicen que tu madre morirá

te sientan en las piernas del sustituto y te explican

que tienes que ser fuerte

que los huesos comerán su carne

y su pelo caerá.

 

Te dicen

que todo estará bien

y te colocan enfrente de la mesa de los rezos.

 

Jugo de remolacha

(para prevenir destinos

no activar genes enfermos

—que ya tienes—

para que apretar los dientes

no duela tanto)

y tu madre encerrada espera que entiendas

que te quiere

que no te deja, aunque tengas ocho años

aunque no sea ella la que te explique

cómo se es mujer.

 

Y tu madre no muere

vive y canta y sueña y tiene el pelo largo

y se casa de nuevo y tiene un perro y se gradúa contigo

trabaja y compra regalos

regaña y aconseja

es fuerte y sangra, llora y se decepciona

y tu madre vive

te lo dicen varias veces

y vive

pero en el momento en que te explicaron

cómo se viví­a sin ella

entendiste.


Noticia Biográfica


Oriette D’Angelo (Caracas, 1990). Estudió Derecho en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Creadora de la plataforma literaria www.digopalabratxt.com. Obtuvo el segundo lugar en el I Concurso de Crónicas de la Fundación Seguros Caracas en el aí±o 2015 (Venezuela). Con su poemario Cardiopatí­as ganó el Premio de Autores Inéditos de Monte ívila Editores en el aí±o 2014 (Venezuela). Obtuvo una mención en el Concurso Literario Nacional e Internacional Palabras sin fronteras de Bruma Ediciones en el aí±o 2013 (Argentina).

Sus poemas aparecen en diversas antologí­as y revistas digitales, entre ellas 102 poetas. Jamming (Oscar Todtmann Editores, 2014) publicada en Venezuela; ¿Acaso esta atrocidad es el centro de todo? (Stillness & Blood Press, 2015) publicada en México y 90 revoluciones (Mecánica Giratoria, 2015) publicada en Ecuador. www.oriettendangelo.com.



Articulos relacionados