Cinco poemas de Maria Azenha

La Cabra Ediciones: Antología de la poesía ecuatoriana. De César Dávila Andrade a nuestros días
27 Diciembre, 2016
Almácigo. Poemas inéditos de Gabriela Mistral. Publicados por Ediciones UC
24 Enero, 2017

Cinco poemas de Maria Azenha

La traducción fue hecha por Sandra Santos.

espejos niños

los niños escriben
su alegría
donde el poema es más oscuro

saltan los instantes
de muro
en
muro

regresan
blancos
traspasados por la flama

uno de ellos dijo:
cuando crezca voy a ser la luna

* * *

espelhos crianças

as crianças escrevem
a sua alegria
onde o poema é mais obscuro

saltam os instantes
de muro
em
muro

regressam
brancas
trespassadas pelo lume

uma delas disse:
quando crescer vou ser a lua

 

 

retrato

la luz reposa en la forma desnuda del retrato
como un primer soplo que vino de la noche

ella sigue siempre la línea recta

cada trazo cada sombra
que nombra o que describe
no sabemos si lo inventa

o si lo libera

* * *

retrato

a luz repousa na forma nua do retrato
como um primeiro sopro que veio da noite

sempre ela segue a linha recta

cada traço cada sombra
que nomeia ou que descreve
não sabemos se o inventa

ou se o liberta

 

 

el corazón de los espejos

hay un espejo que canta
y golpea en la cara y
sangra

lanzo el dibujo de la sombra
de la escrita
al primer escalón. y los ojos de las aves
ciegan.

es un escalón
de
luz
y
sombras

un escalón de agua.

lanzo la segunda piedra
a la sombra
del segundo escalón

avanzo en la ondulación difícil de la casa.

el corazón de los espejos es alto
tan alto

* * *

o coração dos espelhos

há um espelho que canta
e bate na cara e
sangra

atiro o desenho da sombra
da escrita
ao primeiro degrau. e os olhos das aves
cegam.

é uma escada
de
luz
e
trevas

uma escada de água.

atiro a segunda pedra
à sombra
do segundo degrau

avanço na ondulação difícil da casa.

el coração dos espelhos é alto
tão alto

 

 

Es otoño, como sabes

Es otoño, como sabes.
El suelo forrado de viento y oro
hace eterna la última estación
resumida por el Sol
encima de mis hombros.

En el suelo hay una rosa que nadie conoce.
Esa no soy yo.

En mi regazo hay una cuna.
Junto a ella, tu nombre de nieve
recorrido por la música
de Venus.

Mira.
Dame tu mano.

Es todo lo que te pido.

* * *

É Outono, como sabes

É Outono, como sabes.
O chão forrado a vento e ouro
eterniza a última estação
resumida pelo Sol
sobre os meus ombros.

No chão há uma rosa que ninguém conhece.
Essa não sou eu.

No meu colo há um berço.
Junto a ele, o teu nome de neve
percorrido pela música
de Vénus.

Vê.
Dá-me a tua mão.

É tudo quanto eu peço.

 

 

así frente al espejo

así frente
al espejo

yo tú
út oy

por de dentro

yos
soy

en la vida ne al adiv
en la morte ne al etrom

en frente
sin
tiempo

út
oy

Uno

* * *

assim de frente ao espelho

assim de frente
ao espelho

eu tu
ut ue

por dentro

uos
sou

na vida an adiv
na morte na etrom

de frente
sem
tempo

tu ut
ue

Um

 

Vea también: En los días grises no se habla de aves de Filipa Leal.

Logo transparente

Noticia biográfica

Sandra Santos (Portugal, 1994). Estudiante, poeta, escritora y traductora. Licenciada en Lenguas y Relaciones Internacionales (Universidad de Oporto), En el presente, está adquiriendo el máster en Estudios Editoriales (Universidad de Aveiro). Participa en diversos proyectos culturales, artísticos y literarios. Traduce del portugués e inglés al español y del español e inglés al portugués. Sus traducciones están publicadas en Portugal, España y América Latina, en los blogs y revistas “Cuaderno Ático”, “Buenos Aires Poetry”, “escamandro”, “Círculo de Poesía”, “Poesia vim buscar-te” y “Otro Páramo”. Comparte su labor poética y artística en su blog: http://sandrasantos-ss.blogspot.pt/.

FacebookTwitter